El recurso de protección interpuesto por la dueña de conocido hotel de la ciudad de Iquique en contra de la Municipalidad de Iquique por una omisión arbitraria e ilegal de no adoptar medidas concretas y efectivas que impidan la instalación del comercio ambulante no autorizado, conocidos coloquialmente como «coleros», los cuales acostumbran instalarse a continuación de la feria libre autorizada que funciona los martes y jueves en calle 18 de septiembre, desde Bulnes hasta Hernán Fuenzalida, y los días jueves en calle Errázuriz, entre calles Orella y José Joaquín Pérez, fue acogido por la Corte de Apelaciones de Iquique, por no haber logrado acreditar la Municipalidad de Iquique  las medidas adoptadas para evitar esta situación.

La dueña del hotel argumentó en su libelo que la instalación de los comerciantes denominados “coleros” en las afueras del recinto impiden no solo el acceso al mismo por los huéspedes o  propios funcionarios, toda vez que se instalan en el acceso principal y acceso trasero,  sino que también han afectado la tranquilidad de los residentes de tránsito a  raíz del ruido que deben soportar por los gritos, peleas, música a altos niveles, risas, orinas y desechos, entre otros.

La Corte indicó en el fallo de fecha 15 de septiembre en la causa Rol N° 2289-2022 de protección, que los artículos 3, letra f); 4 letras b), h), y j); y 5 de la Ley 18.695, Orgánica Constitucional de Municipalidades, señalan que “corresponde a los municipios el aseo de la comuna; que éstos podrán desarrollar funciones relacionadas con la salud y la protección del medio ambiente, el transporte, tránsito y seguridad pública; y que corresponde a los mismos la administración de bienes municipales y nacionales de uso público” y que si bien las ordenanza municipales Nºs 209, 299, 315 y 457, que regulan una serie de materias relacionadas con la feria itinerante de Iquique, las facultades de fiscalización y sanción  pueden ser ejercidas por otras entidades como Carabineros de Chile y no solamente le municipio, ello no obsta a que es el municipio la primera autoridad comunal que las aborde con todos los medios que disponga para ello. Estableció que hay claras falencias en la función fiscalizadora de la Municipalidad de Iquique, quien incurrió en una omisión al no decretar medidas efectivas tendientes a la sana convivencia vecinal, quebrantada por este comercio informal.-

De esta manera se obliga a la corporación de adoptar las medidas de fiscalización efectivas para evitar la instalación de comercio ambulantes no autorizados en la feria itinerante de Iquique, quien ademas deberá cumplir eficazmente  otras funciones como el control de vías peatonales, labores de aseo.

Es por seta razón que en las últimos días se han visto una fuerte fiscalización al comercio ambulante no autorizado en la ciudad de Iquique, como también el control vehicular y peatonal de la ciudad, lo que ha causado el enojo de la población comercial que acostumbra ocupar espacios públicos sin los permisos municipales.-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here